viernes, 30 de enero de 2015

Tu Eres Un Ser Divino

Conferencia de Yogi Bhajan en el campamento de mujeres en Española Nuevo México en Julio del 1988

Una persona santa tiene como misión en esta vida salvar a los demás, así como un buen soldado debe proteger a quienes lo rodean. Es por ello que un santo pierde su santidad cuando deja de servir y comienza a dirigir, ordenar y manipular a otros. Del mismo modo, cuando un soldado comienza a protegerse a sí mismo, deja de ser un soldado.
Como mujer, tú tienes dos cualidades que debes perfeccionar: ser santa y ser un soldado, servir y proteger. En esto radica el secreto de tu éxito y de tu prosperidad. Sirviendo conquistarás todos los corazones y protegiendo conquistarás todas las mentes. Hay un juego que se establece entre la mente y el corazón.
Cuando nosotros vemos una piedra preciosa como un diamante o una esmeralda, reconocemos  su  calidad  por su  transparencia,  porque  la  luz  puede atravesarla. A medida que disminuye la calidad de la gema, baja su valor y su precio. Una mujer es como una piedra preciosa. Si al mirarla no puedes ver su color, no puedes ver su luz, pues entonces en esta vida ella no recibirá la recompensa: el respeto de quienes la rodean.
En la vida las riquezas materiales no son una recompensa. Aquello que cuenta como la verdadera recompensa, el gran premio, es sentirte prospero al estar satisfecho con tu vida. Con frecuencia pensamos que teniendo dinero todo se solucionará. Pues, esto no es verdad. Hay muchas personas sumamente ricas que padecen tremendamente. Se ve todo tan perfecto que tendemos a pensar que poseyéndolo todo resuelves tu vida ¡esto es un error!
Si tu alma, tal como un diamante, irradia su luminosidad y tu mente puede plasmar una imagen que concuerde con tu cuerpo, has encontrado el secreto de la felicidad de la total armonía.
Debemos tener consciencia de nosotros mismos como una totalidad. Puedes creer que te encuentras físicamente muy bien, pero al mismo tiempo puedes estar mentalmente profundamente desequilibrada.
Cuando una mujer no se encuentra bien físicamente, su pareja no repara en ello, pero cuando ella se encuentra mentalmente descentrada, el hombre no lo soporta.
El hombre frente a la mujer posee una capacidad física mayor mientras que su resistencia mental es menor. Es por esto que la mujer debe componerse. Si colocas algo bajo la luz de la luna, se conservará y luego se irá marchitando. La luna tiene un papel expansivo de desarrollo, mientras que el sol colma, acaba, realiza y termina. El sol es nacimiento y muerte. La luna es mantenimiento, expansión, desarrollo, crecimiento, forma y volumen. La luna por sí misma no posee poder, ella refleja al sol. El sol por sí mismo tampoco tiene poder, necesita de la luna.
Para que tu vida cotidiana sea armoniosa, debes de ser consciente que tu cuerpo debe concordar y armonizar con esa imagen que tu mente proyecta. Esto se traduce en seguridad interior. Si esto no es así, puedes tener conflictos, inestabilidad e infelicidad.
El mayor problema para una mujer es sentirse insegura, es ahí cuando comienza a sufrir dolores de cabeza. En una mujer el dolor de cabeza es sinónimo de inseguridad. Sin inseguridad desaparecen los dolores de cabeza, ya que una mujer no está hecha para sentirlos. Una mujer segura jamás los tiene. Cuando te encuentres muy insegura y sufras de dolor de cabeza, debes sentir profundamente Yo soy feliz, estoy sana y soy divina”De esta manera la inseguridad se marchará, funciona como una aspirina.
Siempre que la mente proyecte una imagen que no concuerda con el cuerpo, todo el sistema está desequilibrado, no se da esa plenitud necesaria, esa armonía fundamental en la vida. Si te encuentras en tal desequilibrio, no lograrás ser eficiente y por lo tanto no alcanzarás el éxito en esta vida.
Planificar y proyectar es importante, pero el meollo de todo radica en la eficiencia. Es por esto que es tan importante que en tu vida exista armonía, pues te permitirá alcanzar aquello que te propongas.
Cuando te sientes insegura, deprimida, celosa, enfadada, discutidora o simplemente que nada te viene bien, todo esto se encuentra solo en tu mente. Solamente hay algo o alguien que te está desafiando, puede ser una persona, el tiempo, el espacio o el entorno. Pero si proyectas el efecto de este reto sobre ti misma y no quieres superarlo, es ahí cuando comienzas a sentirte discapacitada e impedida. En ti está la capacidad y la virtud de superar y resolver esa situación. Si la luz de tu alma armoniza y concuerda con tu cuerpo a través de la proyección de tu mente, has ganado la partida, eres un ser vencedor.
Hay distintos caminos espirituales, y algunos de ellos enseñan a buscar la armonía fuera de ti. Esto es un gran error, pues la armonía está dentro de ti. Existen otros caminos en los cuales se exhorta a la alabanza, mientras que otros solo quieren tu dinero. En tu camino espiritual el énfasis debe estar puesto en ser consciente y responsable de que eres un ser divino.
Reconoce esta verdad y ya no habrá más fracasos ni caos en tu vida: Ang Sang Wahe Guru – Cada partícula, cada célula de tu ser es divina, todo lo veras a través de esta luz. Confía en esto y no en las ilusiones materiales. Así es como te integrarás a la tierra y al universo en armonía.
¿Qué es un ser liberado? ¿Por qué estamos en las manos del tiempo? Cada persona tiene dos lados. Uno es su lado despreocupado. El otro su lado descuidado. Cuando uno tiene su lado despreocupado, está siendo guiado por su facultad divina. Cuando uno tiene su lado descuidado, está siendo guiado por su fuerza animal. No es el descuido de romper un vaso o estropear algo accidentalmente. Generalmente se nos considera descuidados cuando somos incapaces de cumplir nuestras responsabilidades materiales, pero en realidad el verdadero descuido está en perder nuestra personalidad divina – cuando ese algo preciado, de valor incalculable, lo perdemos debido a la pasión. Las emociones y la pasión son los dos compradores de nuestra personalidad  espiritual. Si analizas este pensamiento, comprenderás que es un precio muy alto el que hay que pagar. ¿A cambio de qué estamos perdiendo nuestro Ser espiritual?
Este mundo es una fase transitoria de la vida. No es permanente, pero siempre nos identificamos con el como si perteneciésemos a él y él a nosotros. Subconscientemente,  tras  toda  acción  existe  el  deseo  de reconocimiento. Pero si mides este deseo de reconocimiento y la manera en que actúas para conseguirlo, encontrarás que queremos reconocimiento sin madurez. Quieres ser reconocido como un ser maduro, pero no has desarrollado la actitud madura de un ser despreocupado. 

El único ser verdaderamente despreocupado es aquel que vive libre de negatividad. Éste es un Ser liberado. Existe una ley Cósmica que dice que a esta persona jamás le faltará nada. Un ser despreocupado no conoce la miseria. El será humilde, pero jamás es miserable. Siempre sabio, él navega a través del tiempo impune. No está sujeto a los efectos del Karma. La tranquilidad y paz de personalidad y comportamiento son signos de que es un Ser Liberado. Simplemente, es el ser más feliz de la tierra.
Esto no significa que deberías vivir exento de bienes materiales. La materia es un medio. No puede ser creada o destruida. Similarmente, las emociones y el apego al deseo son también un medio, pero su satisfacción es temporal. Si comprendes como comienza la adicción al licor, comprenderás la teoría del apego. Así es como funciona: una persona que jamás bebe, se encuentra angustiada y no sabe que hacer. Va a casa de un amigo en busca de consuelo, ya que el hombre es un animal social, y cuando alguien comparte su dolor con él se siente afiliado. El amigo le ofrece un whisky, y le convence de que lo tome, que le relajará. El alcohol entra en el cuerpo y ejerce su efecto; calma los nervios, y da energía a los centros energéticos de manera que la persona se relaja y adquiere flexibilidad. Este alivio es pasajero, pero la memoria del primer trago perdura en su mente. El jamás será capaz de obtener otra vez el efecto del primer trago, pero el deseo de ese sabor y  de recapturar esa experiencia, le convierte en un bebedor habitual – un alcohólico. Ellos piensan que la mejor manera de escapar de los problemas de la vida es continuar bebiendo, y el beber se convierte en una necesidad física. Similarmente, cuando te apegas a una manera de vivir, entras en un camino en él que continuarás y continuarás, y jamás regresarás al punto de partida. Cuando olvidamos la razón inicial de una forma de ser y nos apegamos a ella, nos convertimos en esclavos.
En nuestro concepto de la huida, somos en cierta forma esclavos de la rutina del hábito. Es necesario tener ciertos hábitos, pues sin ellos no podríamos vivir. Pero uno puede alcanzar la liberación cuando logra cambiar el carácter de estos hábitos mínimos de existencia. Existen dos tipos de hábitos: hábitos constructivos y hábitos destructivos. Los hábitos  destructivos, te  traerán  sufrimiento  físico,  mental  y espiritual. Los hábitos constructivos te harán feliz física-, mental- y espiritualmente. Si  en  tu  vida  logras tener solamente  hábitos constructivos,  alcanzarás  la  liberación.  Pero  si  tienes hábitos destructivos, terminarás siempre como un desastre físicamente, mentalmente alterado y espiritualmente difunto.
Los hábitos son una parte esencial de la personalidad y la mente. En ese momento en que actúas a causa de un hábito destructivo, estás actuando dentro de tu personalidad negativa. También es un hecho que cuando tienes un hábito negativo, automáticamente atraerás a sus cuatro hermanos, ya que les encanta mantenerse unidos. Estos cinco hábitos negativos de la personalidad son: la avaricia, la ira, la lujuria, el apego y el ego negativo. Cuando un hermano entra en casa, invita a los otros cuatro a que le acompañen. Cada hábito está apoyado por dos trípodes: el primero lo físico, mental y espiritual; y el otro el pasado, el presente y el futuro.
Existen dos instintos en el hombre. Está mejorando su futuro ó está bloqueando su futuro. Si eres consciente de esto y tienes un deseo sincero de mejorar tu futuro, siempre crearás hábitos constructivos.
Un ser liberado es siempre feliz. No le falta nada. No existe poder en este mundo que pueda insultarle. Vive con gracia en este mundo y cuando abandona su cuerpo será respetado por las generaciones futuras. Todos podemos alcanzar ese estado. Solo se requiere una decisión: ¿Voy a cuidar de mi futuro y escoger ser un Ser liberado, o voy a bloquear mi futuro y vivir dentro de un mundo puramente material? Toda persona que bloquea su futuro tiene asegurado sufrimiento en el futuro. Toda persona que se aprovecha del ‘ahora’ a cambio del sufrimiento de los demás, bloquea su futuro. 

Mantén una actitud positiva, con hábitos constructivos, durante 40 días, y podrás cambiar tu destino. Este concepto psicológico del comportamiento humano es un patrón que puede cambiar tu destino.

En el Ser tenemos que cosechar la semilla de liberaciones divinas y con el poder de estas liberaciones uno ha de fluir en la verdad – la fealdad, la Fuerza Vital Primaria. Esta fuerza primaria ha sido llamada Dios por los cristianos, Paramatman por los hindúes y Alllah por los musulmanes. Muchos nombres le han sido dados, pero la Consciencia Universal de este Espíritu Universal tiene un solo nombre, la Verdad. Por ello nosotros le llamamos SAT y lo recordamos como SAT NAM. SAT en Sánscrito significa VERDAD y NAM significa NOMBRE. Esa Consciencia Universal, esa fuerza creativa interior tiene un nombre universal, SAT NAM.

Todos aquellos que desean liberarse y desean unirse al Infinito necesitan purificarse físicamente y dirigir su mente hacia SAT NAM, el Ser de los Seres. Aquel que vive en las liberaciones del Santo Nombre – SAT NAM – en las horas tempranas de la mañana antes del alba, cuando los canales líbratenos están abiertos y puros, alcanzará comprender el concepto de la liberación por la gracia de este Espíritu Universal (Sat Nam) que despierta la diosa de la conciencia en nosotros. Entonces vivirá como un Ser liberado sobre este planeta.