lunes, 5 de enero de 2015

Celebrando que Todos Somos Uno



Hace un par de días tuvimos la oportunidad de ser parte de un evento maravilloso, se realizó el primer Festival del Alma en Jujuy, nuestra vecina provincia, al norte de Argentina. Nuestros amigos de Wah Yoga Siri Nam Singh y Sat Ganesha Kaur, también instructores de kundalini, organizaron este festival con la única intención de propiciar un encuentro interdisciplinario que se ofreciera gratuitamente a todas las personas interesadas en vivir una jornada de re-conexión, de sanación y elevación de consciencia.

El día discurrió entre muchísimas actividades desde hata y kundalini yoga para adultos, niños y embarazadas, astrología, cuencos, meditación y reiki, canto orgánico, mantras y tai chi. Me resultó inesperada la cantidad de gente que se llegó a formar parte, participando de alguna actividad y en muchos casos de más de una. Armamos una pequeña feria donde pudimos ofrecer y mostrar nuestros productos junto con otros artesanos y pequeños productores y disfrutamos también con los niños en los juegos de plaza en el Parque San Martín, donde se realizó el evento.



Qué inspirador fue el servicio de los organizadores, su disposición y su alegría, el compromiso de cada persona que llegó a compartir gratuitamente su tiempo, experiencia y conocimiento con quienes que se acercaban a recibirlo de corazón y menta abierta. Personalmente, me reconforté en el reencuentro con amigos de hace tiempo y disfruté entusiasta de conocer otros personas, algunas a quienes quizá no volveré a ver y serán parte del sentido recuerdo de aquella jornada y otras, con quienes intuyo fue el comienzo de un camino que nos volverá a encontrar.

Al caer la tarde fue mi turno para compartir una breve introducción sobre mantra y tecnología del sonido, meditamos con una comunicación consciente y cantamos un par de mantras que resultaron el cierre de una jornada enriquecedora para todos, tanto para quienes recibieron como para quienes fuimos a entregar. Estar allí, sin ningún expectativa, sin ningún otro propósito más que el compartirse me dejó en el alma una profunda alegría. Agradecida por la invitación, guardo el recuerdo de cada alma que cató conmigo ese día. 


“Así como vibras, el universo vibra contigo” dijo Yogui Bhajan. Hoy vibro en amor y gratitud por una oportunidad más de servir al propósito de mi alma. Sat Nam.

Gurushabad * Celeste
Fotos: Guru Dev Singh