viernes, 26 de abril de 2013

LA RESPIRACIÓN DE FUEGO Ó AGNI PRAN

Este Pranayama, es una de las prácticas primordiales dentro del Kundalini Yoga como lo enseño Yogui Bhajan. Es una técnica que se había mantenido en secreto hasta que el maestro lo entregó al mundo como una herramienta eficientísima para ayudarnos a atravesar el estrés y la presión de los tiempos modernos. Agni Pran puede ser practicada en muchas situaciones cotidianas y en solo unos pocos minutos otorgarnos energía renovada.

Técnica:
Sentados en una posición de meditación cómoda como puede ser postura fácil, sentados en el suelo con las piernas cruzadas (puedes usar una silla inclusive, si todavía tus rodillas no toleran cómodamente una postura yóguica en el suelo).
En la respiración de fuego nos concentramos en inhalar por nariz y exhalar por nariz con un bombeo desde el punto del ombligo. Deja que la inhalación sea automática y concentrate en exhalar al tiempo que bombeas  el abdomen hacia adentro sacando todo el aire. Al iniciarnos en esta técnica lo principal es volvernos conscientes del movimiento diafragmático, por lo que sacrificaremos la velocidad si es necesario para lograr precisión en este movimiento.
Al principio esta respiración puede resultarnos difícil de coordinar y forzada, pero tras algún tiempo de práctica y en la medida que nuestro músculo diafragmático se tonifique y adquiera nuevas habilidades, descubriremos un universo de energía a nuestra disposición, fácilmente accesible y a la que recurriremos con enorme naturalidad cada vez que la necesitemos.
Practícala diariamente, incorporándola en tu sadhana diario (práctica personal) de 3 a 11 minutos o también en los momentos del día en que necesites que necesitas recargarte. 

Recibirás grandes beneficios como:
-Esta respiración despierta y genera el proceso del flujo pránico al punto del ombligo.
-Estimula el proceso de eliminación, purificación y desintoxicación del cuerpo.
-Crea fuego interno, por eso, cuando se hace durante mucho tiempo seguido se suda.
-Dirige la energía a los chakras inferiores.
-Limpia la sangre y la oxigena en tan solo 3 minutos.
-Incrementa la resistencia física.
-Fortalece el Sistema Nervioso.
-Equilibra el hábito físico y mental en el punto del ombligo, haciendo a la persona más estable.
-Ayuda a eliminar toxinas adquiridas por adicciones tales como: el tabaco, el alcohol, la cafeína, los antibióticos y cualquier tipo de estupefaciente.
-Incrementa la capacidad pulmonar.
-Equilibra los hemisferios cerebrales.
-Carga el campo electromagnético (el aura), protegiéndonos así de influencias negativas.
-Equilibra el Sistema Nervioso Simpático y el Parasimpático.
-Fortalece el chakra del ombligo (Manipura).
-Estimula el Sistema Inmunológico.

viernes, 19 de abril de 2013

Croquetas veganas de Espinacas

Ingredientes:

Harina
Leche vegetal o caldo de verduras
Media cebolla pequeña
200grs de espinacas
Sal
Aceite de oliva
Pimienta blanca
Pan rallado

Elaboración:

Lavar y cortar las espinacas, reservarlas.Cortar en trozos finos la cebolla y rehogar en aceite de oliva, agregar sal y pimienta. Añadir una cuchara pequeña de harina y mezclar bien. Luego comenzar a añadir el caldo o la leche vegetal, movemos bien hasta que cueza y seguir añadiendo líquido (poco a poco) y moviendo hasta que consigamos la consistencia que más nos guste (recordar que esta salsa-bechamel- al enfriar es espesa). Dejar enfriar un poco y añadir las espinacas. Mezclar bien y dejar enfriar totalmente (puede llevar un par de horas). Con la masa fría moldear las croquetas ayudándonos con un par de cucharas y pasarlas por un plato con pan rallado. Rebozar bien y freír en bastante aceite.