martes, 9 de octubre de 2012

Vishudda, el quinto chakra

El centro energético de la garganta, Vishudda chakra está regido por el tattva Éter, el portador del sonido. De acuerdo con la numerología tantrica, el año en curso es número 5 (la suma total de 2012) y por tanto, también corresponde al elemento éter y a las características asociadas al chakra laríngeo: el poder de proyección y penetración.
La maestría del elemento éter en combinación con la palabra hablada tiene la capacidad potencial de traer el cielo a la tierra, de crear una realidad que coincida con la Voluntad Divina. En palabras de Nodia Brent-Lux: “El chakra de la garganta está vinculado con el elemento Éter.
El origen del Éter es el Shabd – el sonido primordial, inmanifestado, la energía precursora del sonido. El Éter no tiene límites, no tiene forma o fronteras. El éter y la vibración que crea el sonido son inseparables; la voz es el órgano de acción del éter. La física cuántica ha confirmado lo que los antiguos ya sabían: que hay una energía sutil que existe dentro y fuera de nosotros y conecta todas las cosas.
¿Qué podemos hacer con esta información? Podemos percibir esa energía sutil como los brazos amorosos de la eternidad que incondicionalmente nos nutren y sustentan. La cualidad de Verdad Universal se manifiesta a través del quinto chakra. La Verdad Universal que existe más allá de la subjetividad posee la misma omnipresencia que el elemento éter. Al abrazar este tattva nos rendimos a la máxima realización: todas las verdades unidas hacen UNA VERDAD. Todos los espíritus unidos hacen UN ESPIRITU.”

Fuente: www.3ho.org - Traducción: Guru Shabad Kaur